Jonathan Palmas Soto

Jonathan Palmas Soto es juarence por elección y ser juarence no es algo sencillo de definir, se necesita entender a ciudad Juárez para descubrir su mayor riqueza… “su gente”.
Jonathan es de espíritu emprendedor, eso es algo innato en él, es además buen amigo, un ser humano empático, un hombre leal, que tuvo que trabajar desde que era un niño y es enemigo de la injusticia; este amor por “dar a cada quien lo que le corresponde”, lo llevó a  graduarse de la Licenciatura en Derecho, la cual cursó en el Instituto de Ciencias Sociales y Administracion de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, vocación que ejerció con pasión y respeto, a la par que desarrollaba sus habilidades empresariales y generaba desde sus diecinueve años de edad su primer negocio como proveedor de la industria privada de ciudad Juárez.
Jonathan es un hombre forjado a base de retos y aprendizajes, que tiene una característica muy particular… “Nunca darse por vencido”, lo cual lo llevó a crear desde una situación sumamente adversa, diversos negocios muy redituables que eventualmente le condujeron a otro aprendizaje mayor… “En esta vida nada es permanente, ya que todo esta en constante movimiento y transformación para nuestro proceso de evolución”.
Es sobreviviente del tsunami de delincuencia que azotó  a ciudad Juárez y mientras luchaba por mantenerse a flote como empresario en ese frenesí de inestabilidad social, Jonathan también aprendió a valorar su salud al verse sorprendido por un diagnóstico de un tumor cerebral con ya cuatro años de desarrollo en silencio, mismo reto del cual salió victorioso llevándole este ultimo a enfocarse en descubrir y llevar a cabo su misión de vida… El servicio a los demás.
Actualmente desarrolla un liderazgo comprometido en un proyecto de emprendimiento que le ha permitido a él y a su segunda familia (su equipo), el desarrollarse en diversos aspectos personales, llenándolo esto de grandes satisfacciones personales mientras generan un fuerte impacto social en diversos ámbitos en su comunidad y están más que nunca comprometidos a trascender juntos con otras personas que estén buscando al igual que él, crecimiento en sus vidas.
Fue precisamente la búsqueda de este desarrollo personal, lo que le valió a Jonathan y a su muñeco el ser merecedores de formar parte del grupo de Conferencistas de Alto Impacto 360.